¿Por qué Jineologî? Reconstruyendo las ciencias hacia una vida comunitaria y libre

Por Gönül Kaya

Extraido de Kurdistan America Latina

El Movimiento de Mujeres Libres de Kurdistan analiza la Jineologî como un importante paso en el desarrollo de su lucha intelectual, política, ideológica, de autodefensa y de movilización de fuerzas populares de unos 30 años. Me gustaría presentarles, aunque brevemente, los principios fundamentales de la Jineologî, que el Movimiento de Mujeres Kurdas ofrece a los movimientos de mujeres de todo el mundo.

La Jineologî es descripta como la “creación de un paradigma de las mujeres” por la lucha de liberación de las mujeres kurdas. Esto implica una nueva fase desde la perspectiva del Movimiento de Mujeres Kurdas. Este movimiento emergió y se desarrolló al interior de la lucha de liberación nacional kurda. Desde 1987 en adelante, se comenzó a desarrollar el trabajo organizativo específico y autónomo de las mujeres. Después de este desarrollo, muchos cambios y transformaciones importantes tuvieron lugar en Kurdistán, que también han determinado la lucha social. Por un lado, el Movimiento de Mujeres Kurdas llevo adelante su organización específica y autónoma internamente, pero por el otro esto fue transmitiendo y compartiendo sus conclusiones y desarrollos con todos los sectores de la lucha social. Las insurrecciones populares contra la colonización de Kurdistán (denominadas en kurdo: “serhildan”) que comenzaron después de 1989, fue lideradas por mujeres. Desde el punto de vista de la sociedad kurda, este era el comienzo de una fase de la resistencia nacional con una nueva característica enfocada en las mujeres. En este sentido, el movimiento de mujeres desarrolló e hizo progresar su trabajo teórico y práctico en los campos diversos como el intelectual, político, social, cultural, y de la autodefensa. Las siguientes etapas claves fueron: 1993 la formación del ejercito de las mujeres; 1996 – teoría y práctica para la emancipación del sistema patriarcal, y después de1998 – la ideología para la liberación de las mujeres;1999 formación del partido; desde el año 2000 en adelante – construcción de un sistema social democrático dentro del marco de un paradigma societal democrático, ecológico y con igualdad de género. La creación de los consejos, academias y cooperativas de mujeres fueron logros en ese contexto. Bajo el lema “la liberación de las mujeres es la liberación de la sociedad”, el movimiento de mujeres se centró en el trabajo ideológico, filosófico e intelectual. Dentro del marco de la unidad entre la teoría y la práctica, trabajó en pos de la transformación de la mentalidad de las mujeres y de la sociedad, así como hacia una elevación de la con-ciencia. Fue buscando respuestas a preguntas como “¿quién es la mujer? ¿De dónde viene? ¿Hacia dónde se dirige? ¿Cómo ha vivido hasta hoy día? ¿Cómo debe- rían vivir las mujeres? ¿En qué tipo de sociedad?” y se desarrolló una crítica al campo científico prevalente.

Como todas ustedes saben, en la historia, los sectores e individuos dominantes, gobernantes y quienes se han mantenido en el poder han establecido primero sus sistemas a nivel de pensamiento. Como una exten- sión del sistema patriarcal, se ha creado un campo de las ciencias sociales, que es masculino, de una clase es- pecífica [clasista], y con un carácter sexista. Este campo está a su vez dividido y fragmentado en diferentes partes que se excluyen unas a otras. La implementación de las interpretaciones de estas ciencias ha resultado en resultados devastadores para la naturaleza, la sociedad y los seres humanos. La normalización-como algo común y corriente- del militarismo y la violencia, la profundización del sexismo y el nacionalismo, el irrestricto desarrollo de la tecnología, especialmente tecnología armamentística para el control de la sociedad y los individuos, la destrucción de la naturaleza, la energía nuclear, la urbanización cancerígena, los problemas demográficos, el industrialismo anti-ecológico, nudos gordianos en las cuestiones sociales, extrema individualización e individualismo, el auge de prácticas y políticas sexistas contra las mujeres, derechos y libertades que solo existen en el papel.

Es en este punto que proponemos la Jineologî. Se ha visto que es necesario superar el sistema del campo dominante de la ciencia y la construcción de un sistema alternativo de ciencia. Sumado a esto, entendimos que los campos existentes de las ciencias sociales deben ser liberados del sexismo.

El término Jineologî fue concretamente usado por primera vez por el líder del pueblo kurdo, Abdullah Öcalan, desde 2003, en sus escritos, específicamente en el trabajo “Sociología de la Libertad”2. Öcalan expresaba que las mujeres y todos los individuos, sociedades y personas que no son portadores [o agentes] del poder y del Estado necesitan desarrollar sus propias ciencias sociales libres, y que estas ciencias podrían llamarse Sociología de la Liberad, que estas a su vez podrían basarse en la Jineologî, porque los movimientos que buscan lograr una sociedad comunitaria libre, igualitaria y democrática tienen una fuerte necesidad de Jineologî.

El término Jineologî significa “ciencia de la mujer”. “Jin” es kurdo y significa “mujer”. Logy deriva del término griego “logos” para el conocimiento. “Jin” a su vez proviene del término kurdo “Jiyan”, que significa “vida”. En el grupo lingüístico indo-europeo y en Oriente Medio las palabras Jin, Zin o Zen, todas las cuales significan “mujer”, son frecuentemente sinónimos de vida y vitalidad.

En la historia de la humanidad, la mujer fue evaluada como la primera existencia que adquirió conocimiento sobre ella misma. La vida y la sociabilidad fueron tejidas sobre las bases de los principios morales y políticos que se centraban en la mujer. La sociedad natural con sus valoraciones morales y políticas fueron construidas por la mujer. Existe un vínculo inquebrantable entre las mujeres y la vida. La mujer representa una parte importante de la naturaleza social en su cuerpo y en su significación. Ésta es la razón para asociar mujer y vida. La mujer representa vida, la vida simboliza la mujer. Por esta razón, la Jineologî como la ciencia de las mujeres al mismo tiempo está refiriéndose a la ciencia de la vida.

Tras un análisis más detallado de las etapas del sis- tema patriarcal, comenzando con la civilización sumeria, queda claro que los sectores dominantes, hasta el día de hoy, han establecido sus posiciones de poder inicialmente en sus ideas. Por ejemplo, la distinción entre sujeto y objeto para las estructuras sociales fue primero establecida por las ciencias modernas en las mentes. Esta ficción impuso en la sociedad que el hombre es sujeto, la mujer objeto, Sr. Sujeto, Sra. Objeto, maestro sujeto, esclava/o objeto, estado sujeto, sociedad objeto. Esta lógica del poder ha hecho que ambas, mujeres y sociedad creyeran en esta distinción de los opresores y de las oprimidas/os. Utilizaron la mitología, la filosofía y la ciencia con este propósito. El paradigma del sexismo ha sido construido en este sentido. Las estructuras de conocimiento requieren discusiones libres. Pero si observamos la relación entre el conocimiento y el poder, es difícil encontrar esta condi- ción. En este contexto, es necesario el cuestionamiento de las estructuras patriarcales de poder centralizado. De esta manera, comenzando con una epistemologíaa favor de los humanos, las mujeres, la naturaleza y la sociedad, hay una necesidad de nuevas investigaciones, interpretaciones, renovaciones y conciencias. Los principios, hipótesis y resultados de las ciencias sociales existentes deben ser rediscutidos y examinados críticamente. La información correcta e incorrecta deben separarse la una de la otra. Es de gran importancia que alcancemos una verdadera interpretación de la sociedad histórica.

Hoy día la mujer también representa una entidad sobre la que se están realizando muchas políticas. Estas políticas no están diseñadas para liberar a la mujer o para fortalecer su voluntad. Debido a estas políticas la mujer es más reprimida, asesinada de una manera suave o ruda que oscurece su pasado y presente. Hoy día, el conocimiento y las ciencias están en la primera fila entre las esferas fundamentales del poder. Con la reproducción constante de las ideologías y políticas en las áreas de la política, sociedad, economía, religión, tecnología, filosofía, etc., hostiles a las mujeres y la sociedad, las ciencias juegan un papel muy importante. El vínculo entre conocimiento y poder, junto a la exclusión de la ética, se han enraizado indefinidamente, especialmente en la época actual. La naturaleza sexista de la ciencia ha sido profundizada y explica los problemas de una manera que no tienen solución, o no nos llevan a una resolución, principalmente en esta época. Las ciencias sociales en un sentido general encubren el hecho de que las mujeres son una realidad social. La concepción dominante de la ciencia no revela todo lo que pertenece a las mujeres, comenzando por la historia. En la descripción de las mujeres y sus roles en la sociedad, la concepción dominante de las ciencias determina estatutos en las diferencias biológicas entre las mujeres y los hombres. Por ejemplo, basándose en su capacidad de concebir, se proclama que la mujer actúa puramente “basada es su emocionalidad”. O debido a los atributos físicos del hombre, se alega que la violencia es parte de su naturaleza. Esas declaraciones se supone que están probadas por conceptos y experimentos científicos. De esta manera, las mujeres están hechas para jugar un rol pasivo, mientras a los hombres se les atribuye un rol activo. La subyugación y la violencia son encuadrados así como parte de la naturaleza de la humanidad y son presentados como hechos insuperables. La ciencia es explotada con este propósito y los pilares del sistema se fortalecen de este modo.

Al día de hoy, muchas investigadoras feministas han llevado a cabo importantes trabajos para esclarecer los vínculos entre el conocimiento y el sexismo social desde diferentes perspectivas. Con sus trabajos, han de- mostrado que la ciencias moderna, desde el siglo XVII en adelante, tiene un lenguaje y estructura masculina. Han demostrado que el problema de la relación entre sujeto y objeto, como la base del conocimiento científico, fue fundado en base de metáforas sexistas desde muy tempranamente. Por ejemplo, nos han demostrado cuánto de la ciencia moderna en el pensamiento de Francis Bacon, quien está considerado como unos de los pioneros de la ciencia moderna, expone un lenguaje y actitud sexistas. Bacon consideraba la relación delconocimiento entre la naturaleza y el espíritu humano realmente como una relación de dominación. Le gustaba utilizar la familia patriarcal y el matrimonio como metáforas y formó parte de cacerías de brujas. Desde la perspectiva de Bacon, que es el responsable de la frase “el conocimiento es poder”, la razón es masculina, mientras que la naturaleza es femenina. Según Bacon, la relación entre la razón abstracta y la naturaleza, que fue desechada como materia desalmada, solo podría ser una de amaestramiento, conquista, seducción. Y entonces también su utopía de la Nueva Atlántida consiste en una isla de hombres, que hacen del conocimiento y la ciencia las bases de su poder.

En la concepción moderna del conocimiento, el yo es construido como un sujeto de control a través de la separación del “otro”, es decir, de la naturaleza y de lo femenino, mientras esos “otros” son objetivados. Por esta razón, el “otro” es puesto bajo control y tiranía. Por ejemplo, Descartes excluye los elementos intuitivos y empáticos de la ciencia y la filosofía. Esto expresa una concepción masculinizada de la ciencia. El positivismo, también, ilustra las bases de esta comprensión del conocimiento. Las realidades están desconectadas unas de otras, los problemas están privados de cualquier definición, las razones de los problemas son vistas dentro de las fronteras establecidas, las raíces históricas no son consideradas. Según este punto de vista, la historia no tiene vida. Fue vivida y ahora ha llegado a su fin. Es más, el positivismo, que aplica las leyes universales a la sociedad, presenta los hechos, los acontecimientos, como la única verdad inmutable.Esta ciencia sexista y sesgada explica la historia, la sociedad, la economía, la cultura, las artes, la estética y otros temas de las ciencias sociales de acuerdo a esta concepción del poder. La actitud de las ciencias existentes hacia las mujeres, la naturaleza y todo lo oprimido es parcial, sesgado.

Las mujeres científicas, los movimientos feministas y académicas feministas han hecho importantes contribuciones con sus investigaciones y análisis críticos, que fortalecen nuestros trabajos en torno a la Jineologî. Un valioso trabajo ha expuesto el análisis masculino de la historia. Más aun, hay universidades de mujeres, departamentos de estudios de mujeres, centros de investigación de mujeres alrededor del mundo. Es uno de los mayores objetivos de la Jineologî el poder construir un puente entre estos importantes logros. Desde la perspectiva de las mujeres, es importante trabajar juntas para construir un campo alternativo de las ciencias sociales, para establecer un sistema de estudio de las mujeres, para superar la dispersión actual, para fortalecer el flujo científico y los intercambios.

El Movimiento de Mujeres Libres de Kurdistán cali- fica al siglo XXI como el siglo de las mujeres y los pueblos. La cuestión de la igualdad de género y la igualdad para todos los oprimidos nunca ha sido tan pujante como ahora. Es ineludible la necesidad de dotarnos con una organización correspondiente y el desarrollo de sistemas y estructuras alternativas. Un extensivo análisis del sistema y la superación del sexismo son en nuestro punto de vista dos importantes metas. En este contexto, el Movimiento de Mujeres Libres de Kurdis-tán sugiere la Jineologî tanto para la solución de las grandes paradojas de nuestra época, así como método para el desarrollo del mundo espiritual de las mujeres. La Jineologî se propone un objetivo para la intervención radical en la mentalidad patriarcal y el paradigma patriarcal. En este sentido, la Jineologî es un proceso epistemológico. El objetivo es el acceso directo de las mujeres y la sociedad en el reino del conocimiento y las ciencias, el cual está actualmente bajo estricto control de los sectores dominantes. El objetivo es allanar el camino para la conexión con las raíces de las mujeres y la sociedad, las cuales han sido separadas de su verdad. Las mujeres deberían crear sus propias disci- plinas, alcanzar sus propias interpretaciones y significados, y compartir estos con toda la sociedad.

El Movimiento de Mujeres de Kurdistán comenzó la construcción del campo de la Jineologî en 2011. Está construyendo un sistema educacional para las mujeres y la sociedad, así como academias de mujeres. Se sostienen discusiones en torno a temas como mujeres y ciencias sociales, mujeres y economía, mujeres e historia, mujeres y política, mujeres y demografía, ética y estética femeninas.

Es necesario expresar científicamente la existencia de la mujer con todas sus dimensiones, así como criticar e interpretar cualquier estructura de conocimiento relativa a la historia, la sociedad, la naturaleza y el universo comprehensiva y sistemáticamente. Porque la mujer es toda una existencia social e histórica integral, que tiene su origen en la naturaleza, la definición de la existencia femenina requiere un cambio radicaly profundo del conocimiento y el espíritu. Desde la historia de la colonización del espíritu femenino hasta su colonización económica, social, política, emocional y psíquica, es también necesario ubicar a la mujer. Es necesario también profundizar y fundirse con las informaciones e interpretaciones científicas que se han alcanzado en el campo de las estructuras del conocimiento, la psicología, la fisiología, la antropología, la ética, la estética, la economía, la historia, la política, la demografía, etc… y llevarlos hacia un sistema científico. La solución de los problemas de libertad de las mujeres será posible con organizaciones y estructuras basadas en tales campos integrales y extensivos de conocimientos y ciencias.

En toda la historia humana, las mujeres y los oprimidos han resistido como actores por la libertad y la democracia. Sin embargo, no fue posible superar el existente sistema dominante. El problema principal es que las fuerzas de la libertad y la democracia han fallado en crear un sistema propio para su libertad, igualdad y valores de justicia, de historizar y sacarlos de la parábola del poder. La sistematización e historización necesitan, sobre todo, la construcción de un paradig- ma alternativo en cuanto a mentalidad.

Por esta razón, es de gran importancia para nosotras, como movimientos de liberación de mujeres, el crear una mentalidad, es decir, un cambo de las ciencias sociales que ponga a la mujer y la sociedad en el centro. Necesitamos ser capaces de crear el espíritu de nuestro sistema alternativo. ¿Qué pasa si esto no sucede? En el nombre de lo alternativo, los mismospatrones mentales, métodos e instrumentos del sistema dominante, y el sistema mismo podría ser repetido y reproducido una vez más, esta vez a nombre de las mujeres y los oprimidos.

Esta es otra razón para desarrollar la Jineologî. Su meta es descifrar el paradigma del poder por un lado, pero por el otro el desarrollar las fuerzas hacia una solución. No es suficiente solo criticar el sistema existente, descifrar las cosas inadecuadas o incorrectas de este campo, o decir cómo debería ser una alternativa. Es importante liberarse a una misma de la enfermedad del liberalismo que dice “practica la crítica. Dime, cómo debería ser. Dime, cual es la solución, pero no implementes la solución, solo supone que lo haces”. Para una vida bella, justa y correcta, el conocimiento ya no es suficiente. Es necesario superar el sistema existente y construir el nuevo más allá de los límites del viejo.

Como movimientos de mujeres y movimientos sociales que luchamos contra el sistema capitalista y patriarcal, nosotras tenemos que atravesar una nueva fase de cambios y transformaciones. El cuestiona- miento acerca de la influencia del sistema existente en nuestro pensamiento y en nuestras acciones debe ser profundizado. Sin dudas, la experiencia, el cambio, la transformación, y los procesos de renovación de los movimientos feministas han allanado el camino para este cuestionamiento. En este sentido, la Jineologî es un resultado y continuación de las experiencias y esfuerzos de los movimientos feministas. Surge como una realidad, la cual también incluye al feminismo. Mientras se propone a sí misma la meta de ir un pasomás allá, es su principio el caminar por el sendero de las experiencias de los movimientos de mujeres.

Hay una necesidad de conceptualizar a la mujer como una realidad social, de definir su existencia acorde a su propia realidad, de explicar lo que no le pertenece propiamente a ella, de determinar el “como” de su liberación y de expresar las especificidades de la condición de mujer para este propósito.

Además, es importante no dividir ni fragmentar el conocimiento y la ciencia del campo social, no elitizar, no convertirles en la base de un poder y mantenerles en contacto y fuerte conexión con la sociedad. Siempre y cuando las necesidades vitales de la sociedad no lo necesitaron, no fue posible explotar el conocimiento para otros fines. Junto con la aparición de la sociedad patriarcal, a las mujeres y la sociedad se les robó el conocimiento y la ciencia. Los que se mantienen en el poder y las fuerzas gubernamentales se hicieron más fuertes con la ayuda del conocimiento y la ciencia. Esto llevó a una separación radical del conocimiento de la sociedad, especialmente de las mujeres. La Jineologî busca restaurar estos vínculos.

Investigar la historia de la colonización de las mujeres requerirá la reescritura de la historia de la humanidad y tendrá una función esclarecedora en este sentido. Junto con la profunda y extensa investigación de la cruel esclavización de las mujeres, la verdad sobre las claves de su esclavización inculcada también será posible de alcanzar.

La Jineologî hará posible para nosotras restaurar los vínculos entre el conocimiento y la libertad, que hansido separados el uno de la otra. Porque hay una importante relación entre el conocimiento y la libertad. El conocimiento requiere libertad, y la libertad, a su vez, requiere conocimiento y sabiduría. La participación de la mujer en la vida social será medida por su nivel de libertad. Las ansias y deseos de las mujeres por conocimiento y libertad son también una aspira- ción por la verdad.

La verdad es el comienzo y la verdadera forma de la naturaleza social. Todo lo que era sustancial antes del sistema patriarcal fue distorsionado por él. Las etapas del desarrollo normal en el sistema de la sociedad natural representan lo que nosotros llamamos verdad. Por esta razón, la Jineologî también describe el deseo de estas verdades distorsionadas. Este esfuerzo será combinado con nuestras búsquedas en pos de conocimiento, sabiduría y libertad.

Importantes tareas nos esperan en este siglo XXI: el marco filosófico-teórico y científico de la liberación de las mujeres, el desarrollo histórico de la liberación y resistencia de las mujeres, los diálogos mutuos y complementarios entre los movimientos feministas, ecolo- gistas y democráticos, volver a describir e interpretar todas las instituciones sociales (por ejemplo la familia) de acuerdo a los principios libertarios, las estructuras básicas de las uniones libres, la construcción de una concepción alternativa de ciencia social basada en la liberación de las mujeres. El campo de una nueva ciencia social para todos aquellos círculos y sectores que no son parte del poder y el Estado debe ser construido. Esta es la tarea de todos los movimientos, indi-viduos y mujeres anticolonialistas, anticapitalistas y antipoder. Nos referimos a aquellas ciencias sociales alternativas como la sociología de la libertad. La Jineologî puede construir y desarrollar los cimientos y bases fundamentales de estas ciencias sociales. Es una vanguardia en este aspecto. Será constructora de la sociología de la libertad y, al mismo tiempo, parte de ella misma de esa sociología.

El Movimiento de Mujeres Kurdas que ha venido trabajando en la Jineologî desde 2011 y el cual ha puesto este tema para la discusión, hace una valoración muy positiva de los resultados obtenidos en la discusión de esta temática por todo el mundo. Se encuentra predispuesto por completo a establecer debates, compartir resultados, cooperar y aprender experiencias de todas aquellas quienes luchan por la libertad de las mujeres. Como mujeres kurdas, decimos nosotras, “el siglo XXI será el siglo de la revolución de las mujeres y los pueblos”. Creemos que la Jineologî jugará un papel histórico en el desarrollo y consolidación de una mentalidad para la liberación, de estructuras éticas y políticas, y de una sociedad libre que ponga a la liberación de las mujeres en el centro. Nosotras creemos que desarro- llando la Jineologî y la sociología de la libertad como una nueva ciencia social, a través de su puesta en práctica como base y cimiento de nuestras luchas sociales, será posible desenmarañar 5000 años de nudos gordianos y puntos ciegos de la historia que aún esperan ser descifrados.

  1. Gönül Kaya es periodista y representante del Movimiento de Mujeres Kurdas. Este artículo es la transcripción de su discurso en la Conferencia sobre Jineologî, que tuvo lugar en marzo de 2014 en Colonia, Alemania.
  1. Tercer tomo de los cinco de las Defensas de Öcalan, que se publicará en lengua castellana entre finales de 2016 y principios de 2017 por esta editorial.

Deja un comentario