Palabras desde el diario de hevala Legerîn Çiya (Alina Sánchez)…

Caminos de barro. Camino de arcilla y de fuego. Camino bordeando el rio. Sendero suspirante, sendero campesino. Caminos tan anchos como lo infinito entre ojo y ojo. Caminos sinuosos, los que trazo para encontrarte.

Rios de sal, secos de lamer la sal. Rios de lava, de voluntad humana cansada.

Rios de nubes y de cuentos. Huidizos, encondidizos. Cuentos hermosos de rios turbios.

Cuentos de hadas para sufrientes. Cuentos horribles para pecosos.

Muros de animos sincronizados. Muro que siempre entrega una esperanza. Muro con lata y plata, con historia en chorros de patriarcas. Muro que esconde alegría, que sueña pasea aunque lejos del rio. Muro que quiere tatuarte, que quiere resplandecerte.

Paso que confunde las sinfonías, paso que te busca y que te esquiva. Paso cadente, que te inventa y que se tienta. Paso malo, paso raso, paso perturbado de preguntas. Paso al fin, campo atraviesa.

Alina Sánchez

Deja un comentario