La lucha de liberación de las mujeres kurdas

El paradigma del Partido de los Trabajadores de Kurdistán (Partiya Karkerên Kurdistan, PKK), que intentó organizar y desarrollar su búsqueda para hacer posible la libertad colectiva; surgió bajo la influencia de las ideas izquierdistas y los movimientos sociales de los años 70. Sin embargo, desde su fundación, la lucha de liberación de las mujeres fue expresada como un deber. La creencia de que la libertad de la mujer es requisito para la libertad colectiva es crucial para los conceptos y estructuras del PKK. Desde el comienzo del PKK, Sakine Cansız1 (que fue asesinada junto a Fidan Doğan y Leyla Şaylemez en Paris el 9 de enero de 2013) luchó por asegurar que una organización de mujeres jugase un papel crucial.

En su tercer congreso el PKK tomó los primeros pasos hacia una organización distintiva de mujeres. La esencia de la Lucha de Liberación de las Mujeres de Kurdistán se manifestó en los primeros análisis de personalidad. Los análisis a nivel personal revelaron datos importantes sobre cómo la realidad social había influenciado en la formación de la personalidad. La evaluación llevada acabo por Öcalan en el tercer Congreso del PKK, “Lo que se está analizando es la sociedad, no el individuo; es la historia, no el momento” puede ser consideradacomo una contribución importante al análisis por la transformación social y su conceptualización.

El primer paso en la transformación de la lucha por la libertad que comenzó con el cambio de individuos en un poder organizado fue la fundación de la Unión de Mujeres Patriotas de Kurdistán (Yekitiya Jinên Welatparezên Kurdistan, YJWK) en 1987. Esta organización cuestionó la construcción de la mujer y la familia en las condiciones históricas e inició debates sobre los problemas de la organización de mujeres. Con la manifestación de YJWK, se comenzó a destacar la liberación de las mujeres así como las perspectivas sobre la liberación nacional y de clase. Las primeras evaluaciones teóricas acerca de la explotación patriarcal sobre las mujeres fueron hechas durante este proceso. Estas evaluaciones teóricas fueron contextualizadas e integradas al tejido social y después compiladas en el libro de Öcalan, “La cuestión de la mujer y la familia en Kurdistán”.

YJWK, la primera organización de mujeres en Kurdistán, que se desarrolló con un carácter revolucionario y libertario, jugó un papel crucial en cuanto a organización y llevó acabo trabajos muy importantes en el período desde 1987 hasta 1993. Los logros que obtuvieron las mujeres y las transformaciones que consiguieron con su lucha por la libertad en este período, dieron como resultado una perspectiva y un marco teórico únicos sobre la liberación de la mujer dentro del PKK. Rompiendo con los esquemas mentales de la sociedad, este marco teórico encontró rápidamente respuestas en la práctica. Con la fundación del ejército de mujeres en 1993 se produjeron más cambios sociológicos fundamentales en el PKK.

El poder y voluntad propias que se han obtenido con la lucha armada, mediante la continuación y amplitud de la organización de YJWK encontraron respuesta a un nivel organizacional. El ejército de mujeres jugó un papel importante en la multiplicación de las experiencias de las mujeres kurdas y fue la fuente de nuevo conocimiento obtenido de estas experiencias. Generó un espacio en el cual las mujeres que querían salir de la espiral de la modernidad capitalista y del patriarcado podían hacerlo. La base de la participación masiva de mujeres en las fuerzas armadas del PKK fue fundada en la decisión de las mujeres de separarse de todo tipo de relaciones hegemónicas.

El levantar las armas en las montañas para luchar por la liberación de Kurdistán creó experiencias muy fuertes para las mujeres que querían enfrentarse a todo tipo de ataques de la modernidad capitalista. Mientras las mujeres kurdas lucharon contra el estado nación por su existencia, también lucharon contra los hombres por su existencia en la primera línea de la guerrilla. Por tanto, las inclinaciones contradicctorias dentro de la guerrilla mostró que la alianza entre el patriarcado, el capitalismo y el estado se ha filtrado por todas las grietas sociales; así que no es suficiente con solucionar el sistema mediante la perspectiva de la lucha de clases y los movimientos de liberación nacional. Fue claro que la liberación de la mujer tenía que ser desarrollada mediante un análisis más profundo del sistema en su núcleo. Al mismo tiempo se volvió evidente la necesidad de las mujeres por estructuras organizativas autónomas y alternativas. La lucha de las mujeres contra todo tipo de marginalización y discriminación desafió el tejido social construído en base al poder fuera y dentro del movimiento. En este proceso que se definió como la ‘lucha de género’ dentro de las filas de la guerrilla, la mujer obtuvo conciencia sobre la auto-defensa contra las implicaciones de la dominación masculina y contra ataques directos. Lo más importante, se entendió que la libertad de las mujeres no era un tema que podía posponerse para después de la solución de la cuestión kurda. La necesidad de luchar en cada momento contra las perspectivas dominantes masculinas se volvió la realidad del día a día en la organización de las mujeres kurdas.

Existe una relación entre el hecho de que mujeres que buscan la libertad estén uniéndose a las filas de la guerrilla. Lo hacen porque ven el PKK como una organización que responde a sus necesidades. Así, ha habido un auge de mujeres escapando de las ciudades urbanas donde la modernidad capitalista impone límites. Al mismo tiempo ha tenido lugar un importante aumento del activismo político y la búsqueda de la libertad de una forma exhaustiva. Las experiencias y acumulación que surgieron como resultado de la existencia del ejército de mujeres y acciones, ha creado la base para el avance de la lucha de liberación de las mujeres.

a Unión de la Liberación de Mujeres de Kurdistán (Yekitiya Azadiya Jinên Kurdistan, YAJK) fundada el 8 de Marzo de 1995, fue un paso decisivo en el surgimiento del vínculo entre libertad y organización. Con la declaración de YAJK, la organización autónoma de mujeres fue reflejada en todos los dominios de la lucha, lo que jugó un papel importante en el logro de la auto-organización del potencial y la politización de la mujer. Su campo de acción se expandió en términos organizacionales de las montañas a las ciudades. El ejército de mujeres llevó a que las mujeres emergiesen como una forma de poder de voluntad y se convirtieron en una fuerza en la lucha y la battalla por la existencia. Las mujeres en resistencia de los pueblos colonizados experimentaron en un sentido social cuanto podían mostrar su poder de voluntad cuando se organizaban.

La organización de YAJK y sus resultados proporcionaron una base para la teoría de Abdullah Öcalan; ‘Matar al macho dominante’. El lado explotador, hegemónico, embriagado de poder de los hombres empezaba a ser cuestionado. También se definió que los hombres también necesitaban liberarse a sí mismos de las pautas patriarcales. La teoría del ‘Divorcio Eterno’, que tenía como objetivo el visibilizar la cuestión de la libertad para ambos, mujer y hombre, se convirtió en un paso importante que permitía a ambos géneros el ser conscientes de su propia realidad. Esta conceptualización contribuyó a la concienciación de la mujer sobre su propio poder y al fortalecimiento de sus bases de empoderamiento mediante sus experiencias de vida.

La Ideología de Liberación de la Mujer, que fue declarada en 1998 y válida hasta el día de hoy, se abrió al debate como una teoría. Es más, estas discusiones no se llevaban acabo por un grupo de élite reducido. Todos los hombres y mujeres en el PKK eran incluídas en este proceso de debate. La Ideología de la Mujer fue conceptualizada en cinco principios básicos que crearon fundamentos nuevos de vida para la colonia más antigua – la de las mujeres.

Resumen de los Conceptos de la Ideología de Liberación de las Mujeres

Los principios básicos de la Ideología de Liberación de las Mujeres son welatparêzî; vivir en base a un pensamiento libre y una voluntad libre; auto-organización; la determinación a luchar y la ética-estética. Estos principios son presentados a continuación.

El principio de Welatparêzî2 es visto como el principio que conecta la ideología con la tierra, producción y cultura de las mujeres. Contra el nacionalismo y la colonización, se destaca el amor por la tierra propia. Es a través de esta idea que la gente ha aprendido, desarrollado y protegido el tejido de sus sociedades, sus valores históricos y sus objetos. Fue gracias a esto que las mujeres fueron capaces de participar en la sociedad con voluntad libre y libertad de expresión. Se volvió evidente que el desarrollo del poder intelectual de la mujer no puede considerarse sólo a nivel de sexualidad. Es a través de esta noción que las mujeres fueron capaces de cuestionar y desarrollar tanto su propia lucha por la emancipación como su movimiento de liberación nacional. (La traducción al castellano de ‘welatparêzî’ sería ‘patriotismo’ pero tiene una connotación patriarcal y nacionalista que no se ajusta al significado de la palabra kurda; literalmente ‘welatparêzî’ significa ‘proteger el país’.)

El principio de Pensamiento y Voluntad Libreses una noción desarrollada para superar el control patriarcal sobre la mente de las mujeres. Una mujer que es privada de su propia voluntad, no puede esperarse que juegue un papel determinante en la superación de la sociedad patriarcal. El tener voluntad propia es dependiente de tener conocimiento, y por tanto para obtener voluntad propia la mujer tiene que primero obtener auto-conocimiento y auto-consciencia. De acuerdo a esto, hay una fuerte conexión entre el estar informada y tener voluntad propia.

El principio de Organización es una necesidad básica para que todo pensamiento sea capaz de sobrevivir. Sin esto ninguna vision puede convertirse en realidad. El líder del pueblo kurdo Abdullah Öcalan dijo que: “Sin organización, el individuo/individua es impotente. Las primeras formas de organización comenzaron con las mujeres. Las mujeres son las que deberían de dar énfasis a la importancia fundamental de organizarse para obtener fuerza”. De este modo, el lider kurdo ha defendido la organización de las mujeres en todos los niveles de la sociedad. También señala que “las mujeres que se poyan en la gratitud de los hombres estan destinadas a perder”.

El principio de la Lucha es también uno de los conceptos principales de la ideología de liberación de las mujeres. Porque las mujeres necesitan luchar contra el sistema patriarcal para ser capaces de obtener conocimiento y voluntad propia y formar una fuerza poderosa. Öcalan señala que, “es debido a la falta de lucha que la identidad de las mujeres ha sido encerrada entre cuatro paredes”. Apunta que las mujeres necesitan construir una resistencia ideológica, política, organizacional, y cultural – resumiendo, las mujeres necesitan luchar a todos los niveles, en todas las áreas de la sociedad.

El principio de Ética y Estética también se ha considerado como un principio de una vida libre. Se le dio importancia a la necesidad de conducir una lucha en la guerra, como una guerrilla, y en la política, considerando la ética y la estética. Se estableció que sólo de esta manera las mujeres podían liberarse y la sociedad podía ser transformada. Se considera la belleza más allá de la noción de parecer atractiva para el hombre, y se convierte en sinónimo de valores de libertad, cultura y ética. Este principio se manifiesta en el famoso dicho de Öcalan; “Aquella persona que lucha se vuelve libre, aquella que se vuelve libre se vuelve hermosa, y aquella que se vuelve hermosa es amada”.

El primer partido de las mujeres, llamado Partido de las Mujeres Trabajadoras de Kurdistán (Partiya Jinên Karkerên Kurdistan, PJKK), se estableció el 8 de Marzo de 1999 para representar de forma más práctica la ideología de la lucha de las mujeres. La fundación de este primer partido de mujeres fue un paso importante en términos de ganar una nueva percepción para desafiar el sistema patriarcal de la civilización, y todas sus variantes y métodos.

La organización de las mujeres en su propio partido comenzó justo después de la conspiración internacional contra el líder kurdo Abdullah Öcalan, que terminó con su encarcelación en aislamiento de por vida en la Isla de Imrali en Turquía. Öcalan, que describió la ‘formación de un partido de mujeres’ como uno de sus trabajos sin acabar, vio la formación de este partido como una forma de asegurar las perspectivas teóricas y pragmáticas del movimiento. La organización del partido de mujeres extendió de manera constante las formas y contenidos de la lucha de liberación de las mujeres, interactuando con el nivel de consciencia, desarrollo y progresismo en la sociedad. De este modo, el PJKK amplió la perspectiva de su organización y su lucha. Frente a estas bases, en el tercer congreso del movimiento de liberación de las mujeres en 2000 se cambió el nombre a Partido de las Mujeres Libres (Partiya Jinên Azad, PJA). PJA se estableció con la decisión de tomar responsabilidad universal y de incorporar las experiencias de las mujeres kurdas con aquellas de las mujeres de otras naciones. En Kurdistán, PJA realizó un progreso significativo en la organización de las mujeres y en encontrar respuestas a la cuestión ‘¿en qué tipo de sociedad debería de vivir la mujer?’. En 2002, el PJA preparó un Boceto por un Contrato Social de las Mujeres y lo introdujo a otras mujeres y organizaciones de mujeres. El boceto se incluyó en la agenda de diferentes actividades y conferencias para reforzar la cooperación y diálogo con mujeres de todo el mundo. En este contexto el PJA también se unió a los debates de la Constitución Mundial de las Mujeres. Además el PJA estableció relaciones y redes con diferentes organizaciones de mujeres involucradas en el campo de los derechos humanos, la paz y la democracia así como con organizaciones revolucionarias de mujeres.

Modelo Organizativo del Movimiento de Mujeres de Kurdistán

Junto con las críticas a las estructuras organizativas de la modernidady Marxista-Leninistas así como junto su determinación por la creación de una sociedad democrática, ecológica y de liberación de género, la reestructuración del Movimiento de Mujeres Kurdas se puso en la orden del día en el 2004. Las nuevas estructuras estaban compuestas por el Partido de la Liberación de las Mujeres de Kurdistán PAJK (Partîya Azadîya Jin a Kurdistan) en el campo ideológico, la Unión de Mujeres Libres YJA (Yekitiyên Jinên Azad) en el campo social y político y las Unidades de Mujeres Libres ‘Star’ YJA-Star (Yeknîyên Jinên Azad Star) en el campo de la legítima auto-defensa y el comité de mujeres jóvenes en el campo de la organización de la juventud de mujeres. YJA-Star como unidades de defensa anti-militaristas han desarrollado una fuerza de defensa contra toda forma de violencia hacia las mujeres y contra los ataques contra el progreso de una sociedad libre.

PAJK ha sido organizado como un partido ideológico que asegura el avance de la lucha de las mujeres en todas las áreas del Movimiento de Liberación Kurdo. Sin embargo, en Kurdistan donde es necesario que se lleve acabo un renacimiento de las mujeres, se propuso la necesidad de una organización confederal de mujeres más flexible e integral.En dirección hacia un mayor desarrollo de una confederación de mujeres, el Alto Consejo de Mujeres (Koma Jinên Bilind, KJB) fue establecido en 2005 como una organización confederal paraguás con la participación de mujeres y organizaciones de mujeres de las cuatro partes de Kurdistán y de mujeres kurdas viviendo en la diáspora. El Movimiento de la Juventud (Komalên Ciwan) también asumió la responsabilidad de una organización autónoma de mujeres en sus filas, dándole gran importancia para la creación de una sociedad democrática. La lucha de las mujeres jóvenes por la creación de una identidad libre se llevó acabo dentro de las estructuras del Alto Consejo de Mujeres, KJB.

En 2014, el KJB obtuvo el nombre de Comunidades de Mujeres de Kurdistán (Koma Jinên Kurdistan, KJK). Comenzando por establecer comunas y consejos de mujeres a un nivel de base social, KJK se interesapor todas las cuestiones relacionadas con las actividades organizativas, políticas, sociales y de auto-defensa de las mujeres. KJK es un sistema que reune las perspectivasy respuestas de las luchas de las mujeres en las cuatro partes de Kurdistán. KJK tiene como objetivo el empoderar a la mujer para convertirse en la vanguardia de un movimiento que construye una sociedad democrática, ecológica y de liberación de género. Se esfuerza por permitir que las mujeres rompan el sistema patriarcal empoderándose a sí mismas para obtener una identidad libre en todos los momentos de la vida.

El movimiento de liberación de las mujeres de Kurdistán ha progresado continuamente através de un proceso evolutivo de formación de diferentes estructuras organizativas. Cada paso se daba con el objetivo de desarrollar una alternativa, una más progresista, manera de vida para las mujeres y toda la sociedad.

No hacemos ninguna afirmación de haber superado los retos sistemáticos presentados por la sociedad patriarcal a las mujeres. Por eso necesitamos continuar organizándonos. No aceptamos el estar pasivas o inactivas. Hemos heredado las teorías e ideologías del feminismo y lo vemos como nuestra misión el contribuir a él y avanzarlo.

Mediante trabajos como la creación del Manifiesto de Liberación de las Mujeres y el Contrato Social, movimiento de liberación en sí progresó significativamente. Todos estos pasos teóricos y prácticos fueron tomados con consideración hacia una emancipación de las mujeres. Ya que la emancipación de las mujeres no sólo se atribuye a las ganancias materiales para las mujeres, sino que también a las transformaciones ideológicas, teoría y práctica que refuerzan una a la otra. Como resultado, para superar el patriarcado se identificó la necesidad de un movimiento más intelectual y científicamente organizado. Jineolojî tiene como objetivo el satisfacer esta necesidad y asegurará que los 40 años de experiencia práctica del movimiento de liberación kurdo se manifieste en el desarrollo de nuevo conocimiento y teorías. Hará una contribución crucial a la historia de la liberación de las mujeres. Proporcionará fundamentos ideológicos para la formación de un sistema centrado en torno a las mujeres.

1 Asesinada junto a Fidan Dogan y Leyla Saylemez, en París, el 9 de enero de 2013.

2 La traducción de esta palabra en kurdo sería «patriotismo», sin embargo el término en castellano tiene connotaciones patriarcales y nacionalistas ausentes del concepto kurdo. Literalmente, «welatparêzî» significa «proteger el país».

JINEOLOJI