Jineolojî y Salud

Jineolojî cree en “la sabiduría y el poder del ser humano femenino” que Jeanne Achterberg expresaba en su libro llamado ‘La mujer como sanadora’;

Inmediatamente después del surjimiento de los seres humanos, la hembra fue considerada como una fuente extraordinaria de sabiduría y poder. Era ella quien podía proporcionar un alma, salvar un alma; por tanto, era ella la que curaba los cuerpos enfermos y el alma irresoluta. Al mismo tiempo, ella podía herir y matar, por esta razón; había servido como una transición a los sueños, imaginaciones y sentidos más allá del mundo. Las mujeres eran misteriosas y poderosas, especialmente aquellas que habían parido, alimentado a sus bebes de sus cuerpos.” Jineolojî no acepta la negación de esta sabiduría que ha sido impuesta por la perspectiva positivista de Occidente y que luego se ha apropiado de estos valores basándose en la mitología Griega. Desde el surjimiento de los símbolos de la ciencia de la salud hasta sus inventos, critica el enfoque que atribuye los orígenes de éstos al mundo occidental, concretamente la antigua Grecia. Por esta razón, Jineolojî lucha por transformar el sector de la salud. Especialmene en Oriente Medio donde la sociedad ha sido fuertemente afectada por la colonización, las masacres y los genocidios, Jineolojî lucha por examinar la sabiduría y los recursos de las mujeres en Oriente Medio y otras regiones que han sido colonizadas.

Jineolojî trata de compilar el trabajo de todas las personas que durante la historia han hecho un gran esfuerzo por curar a las personas sin expectaciones. Tiene el objetivo de organizar academias de salud donde los y las sanadoras de una nueva generación puedan entrenarse e internalizar este punto de vista. Desarrolla un entendimiento de la educación que permitirá a los y las sanadoras el dar entrenamiento en las comunas al igual que a graduadas de facultades de medicina en sus academias.

JINEOLOJI