AMARGÎ: Volver a la Madre de la Libertad. Llamamiento para el 8 de Marzo

La libertad no es algo que puedes obtener gratis, ¡no es algo que alguien te da! En cada país, en todos los pueblos, todas las religiones – las mujeres han sido oprimidas. La mujer fue quien creó la vida y el ser social, sacó a la humanidad de la oscuridad y la llevó a la luz trayendo el lenguaje, la ciencia y el arte a la sociedad.
Pero hoy en día es ella la que es silenciada, apartada del arte y de la historia. Para poder alcanzar de nuevo la libertad, tenemos que volver a encontrar nuestra esencia, nuestras raíces. Volveremos al lugar donde perdimos nuestra libertad. Para volver – Amargî – es necesario luchar.
La palabra ‘Amargî’ es sumeria. Se sabe que con esta palabra se expresó por primera vez en la existencia humana la búsqueda de la libertad que se había perdido.
La humanidad oprimida anhelaba la igualdad de la sociedad matricéntrica. Es por eso que Amargî significa ‘volver a la madre’. La lucha de las mujeres comenzó con Amargî – y continúa con Amargî.

Nuestra compañera Amargî Çiya, con la herencia de su nombre, luchaba fuertemente por la libertad. Era la hija de la tierra de Afrin. Tomó posición en primera línea de frente con gran esperanza por la protección de su tierra, donde hoy se está llevando acabo “la resistencia del siglo” por la defensa de los valores de las mujeres y de la humanidad. Ella era una de las mujeres militantes y heroicas que, como Barîn Kobane y Avesta Xabûr, luchó por la protección de la revolución de las mujeres y su pueblo. Lo hizo para que la historia del poder y la opresión se convierta en la historia de las mujeres, la historia de los pueblos que han sido oprimidos durante tanto tiempo, la historia de la humanidad que está liberándose de sus cadenas. La compañera Amargî dio su vida por su amor infinito a la vida en libertad. Nuestra valiente compañera se ha convertido en una de las llamas de la resistencia que han grabado sus nombres en la historia y cuyo eco será eterno. Ellas nos muestran el camino de la lucha. Desde el comienzo de la humanidad estas llamas de la resistencia nos iluminan la lucha por la libertad. Hasta el día de hoy su luz continúa. Si miramos atrás en el pasado podemos ver como se han ido pasando a través del tiempo y del espacio.
Uno de esos eventos ocurrió el 8 de Marzo de 1987. En la ciudad de Nueva York 129 mujeres trabajadoras se levantaron contra su explotación en las fábricas textiles. En un ataque atroz de los opresores, fueron quemadas vivas dentro de la fábrica. Para continuar la lucha de estas mujeres, en 1910 mediante la propuesta de la socialista Clara Zetkin, se anunció el aniversario de la masacre de las mujeres trabajadoras y en lucha como Día Internacional de las Mujeres. A continuación, la lucha de las mujeres en todo el mundo creció, se organizó y alcanzó un nuevo nivel: las mujeres pusieron en la agenda mundial sus derechos políticos, sociales, económicos, educacionales y sanitarios, así como el derecho a ser ellas mismas. Se convirtieron en la fuerza propulsora de revoluciones en todo el mundo.

Con esta herencia histórica, desde 2012 hasta el día de hoy se está poniendo en práctica la revolución de las mujeres en el Norte de Siria. El proyecto de la sociedad democrática y ecológica y de la liberación de las mujeres, está tomando forma concreta en esta tierra. La gente está comenzando a decidir sobre sus problemas por ellas mismas, poniendo su voluntad en práctica y construyendo una vida comunal en el camino hacia la libertad. Las raíces y la fuerza de esta revolución provienen de la fuerza y la cultura de las mujeres. Cuando analizamos la historia de la opresión, se hace más claro el papel central que tiene la esclavitud de las mujeres. Con ella toda la mentalidad de la civilización fue colocada bajo la lógica de la esclavitud. Por tanto la sociedad sólo será libre si las mujeres son libres.

Pero se han desarrollado ataques atroces en contra de este proyecto. La organización fascista Daesh (IS, Estado Islámico), que es resultado de la mentalidad opresiva y patriarcal, atacó conscientemente lugares que mantienen la cultura y la historia de las mujeres. En el Norte de Siria, en contra de estos ataques, la autodefensa de las mujeres y del pueblo no se rindieron y lanzaron una resistencia sin precedentes en este lugar contra Daesh, llevándolo hasta su último respiro.
Cuando su caída era más que obvia, el estado fascista turco en vez de simplemente apoyar a Daesh, comenzó a actuar por sí mismo: el 20 de Enero de 2018 lanzó una intensa guerra en Afrin. El estado turco junto con sus aliados de Daesh y Al-Qaida atacaron con el objetivo de ocupar y hacer una ‘limpieza étnica’ de todas las personas que luchan por la libertad. Quieren destruir la hermandad y sororidad de los pueblos y la extensión de este espíritu de libertad y resistencia.
Porque Afrin es una de las cunas donde el ser humano evolucionó hacia el ser social. Es base y fuente de la civilización democrática que está escondida en su tierra fértil y roja. Afrin es el templo de la historia y cultura de las mujeres.

Como mujeres de todo el mundo que marchamos en el camino de la libertad, nunca dejaremos que se extinga nuestra voluntad por una vida libre – nuestra Amargî. Con nuestros pensamientos, nuestras palabras y acciones mantendremos hoy con vida el espíritu de la resistencia para que tengamos un mañana.
Esta guerra librada contra los valores de la humanidad y la auto-administración de una sociedad libre, es una guerra contra todas nosotras. Por tanto todas tenemos que entender cómo afectará globalmente a la vida. El futuro de Afrin es nuestro futuro. Sabiendo que con Afrin se está atacando la esencia de las mujeres, nosotras como mujeres de todos los pueblos y lugares del mundo tenemos que unirnos a esta resistencia a nivel global y apoyarnos unas a otras.

¡El 8 de Marzo de 2018 haremos temblar al mundo del poder y la opresión. Con acciones diferentes y una voz multifónica expresaremos y pondremos en práctica nuestra ansiada AMARGÎ!
Por tanto el 5 de Marzo mujeres de todos los pueblos de la Federación del Norte de Siria, comenzaremos nuestra marcha para alcanzar a nuestras hermanas en Afrin el 8 de Marzo.

¡Llamamos a todas las mujeres del mundo a uniros a nuestra marcha!
¡Ven a proteger tu futuro!
En todos los lugares del mundo, ¡alzad la lucha de las mujeres de las maneras más creativas!
Allí donde estés, ¡levántate!
¡Mujeres levántense por Afrin! – Women rise up for Afrin!

 

Academia de Jineolojî, Rojava

04/03/2018

Llamamiento en PDF

Deja un comentario